Dios no escoge a Gente Perfecta

Todos tienen debilidades. Recuerda que Dios nunca escogió gente perfecta. No lo hay. El gran profeta Elías se escondió en una cueva con depresión, David cometió adulterio y Noé se embriagó poco antes del diluvio. Pudiéramos seguir hablando del tartamudo Moisés y el fuerte Sansón con su debilidad de mujeres Filisteas, pero enfoquemos en nuestras fuerzas y debilidades. Tu debilidad te conecta con gente mala. Aunque sus padres y la ley aconsejaron a Sansón a lo contra; se quedo con Delilla hasta que el enemigo la uso para completamente destruirlo. Tu debilidad te separa de quien te ayuda. Adán se escondió de Dios en el jardín después de pecar. Tu debilidad te hace sentir molesto cerca de los que no la justifican. Pablo también dice en Romanos 7 del tira y afloja que tenia dentro de el por su debilidad; pero sabemos que alcanzo la victoria en Gálatas 2:20 cuando dice, “Estoy crucificado con Cristo; ya no vivo yo mas Cristo vive en mi.” Pide a Dios que te de fuerzas en tus debilidades y desconéctate a los que alimenten y aprueban de ellas.  Habla pastor Roy; conéctate con los que te edifican, y te ayudan a ser más fuerte. Recuerda que todo lo puedes en Cristo que te fortalece y tu eres más que vencedor!

Advertisements